Num 431. Duérmete papi

Escrit el 15/05/2013 a les 14:18 § 2 comentaris

 

Dormir. Toda la noche. Seguido.

Ese fue mi deseo más deseado en los primeros años de los mellizos mayores, más que que me tocara la lotería.
Dormir. De un tirón.
No lo conseguí hasta su 6º cumpleaños.
Mi salud mental no podía permitirse el mismo desgaste con los segundos así que tuve que encontrar la fórmula. Y encima, resultó relativamente fácil. (Os cuento como hice en el próximo post)
! Ojo ! Nos parece gracioso el siguiente vídeo porqué lo es pero hay que decir que estas pequeñas y continuas interrupciones del sueño vienen con efectos secundarios sobre nuestra salud. Y hay que tener en cuenta que este riesgo se multiplica con los múltiples o con los  hermanos que se llevan poco.
Claro, ni se nos ocurre preguntarnos que haríamos si en vez de ser uno fueran cuatro pero está claro que, llegado el caso, por narices, le pondríamos remedio.
Recientemente he conocido una mamá cuyas mellizas ya superan los 30 años. La mujer me aseguraba sufrir aún molestas alteraciones del sueño, a raíz de la primera infancia “mal dormida” de sus hijas. No sé que pensáis vosotros,  pero a mi no me extraña nada.

 

 

 

 

 

Etiquetes , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>