Traumas

Escrit el 21/01/2014 a les 12:21 § 0 comentaris

a

 

(fotograma de ”La vida es bella”)

Las cosas nunca son como sucedieron sino como las recordamos.
Solo hay que ver las discrepancias que surgen entre dos personas distintas que vivieron en el mismo momento, el mismo acontecimiento.

No es una mayoría, pero hay gente que tiene una gran virtud. Gente con la capacidad de convertir en un buen recuerdo un recuerdo que para según quién, podría llegar a ser incluso trágico. Estos pocos nos demuestran que hay la posibilidad de transformarlo.

(No es lo mismo beber en un vaso de plástico que en uno de cristal. Aunque lo único que tengamos es sed y lo único que bebamos sea agua. La misma agua para los dos vasos.)

Podemos cambiar nuestra percepción del mundo y con ello, el recuerdo. A pesar de que el mundo siga su curso ajeno a nosotros, aunque aquello o lo otro deba suceder, podemos siempre sacarle un mejor partido, una expresión más amable. Y si podemos manipular (sin mentir) nuestra propia percepción en un momento dado, aún más podemos con la de nuestros hijos.

A los padres en proceso de divorcio les digo, no es cuestión de cambiar el QUÉ por ellos, sino el CÓMO.
(Lo de hijos felices, padres felices también sucede a la inversa. Así, luchar por la felicidad de uno mismo también es luchar por la felicidad de nuestros pequeños. No os angustiéis innecesariamente)

Que ocurra lo que sea mejor para todos pero mientras ocurra, hacedme caso:
Los niños no se traumatizan NUNCA por las cosas que pasan sino por CÓMO pasan las cosas.
Y, solo por eso, vale la pena hacer el esfuerzo.

 

 

 

Etiquetes , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>