Juega conmigo.

Escrit el 15/10/2013 a les 7:30 § 1 comentari

j

 

De los recuerdos más vívidos que tengo con mi yaya Antonia, los que aún me dan paz cuando los invoco, son justo los que sucedieron compartiendo las tareas más cotidianas.
En la cocina, sobre todo. Pero también limpiando de malas hierbas los rosales o doblando ropa entre cuentos, antiguas historias suyas y risas.

Como a ella, me encantan los niños. Heredé, aunque no es abuela de sangre, esta facilidad para conectar con los más pequeños. Pero no solo me parezco en eso, soy su copia literal en muchísimas cosas entre ellas, mi poca predisposición a sentarme com mis hijos a jugar por jugar.

Me refiero a juegos de mesa, por ejemplo. O a muñecas, o a cochecitos… creo que es un defecto en mí, me aburre soberanamente y me matan de envidia (sana) las mamás pacientes que son capaces de hacer eso más de 30 minutos seguidos.

Durante los primeros años de mis mellizos mayores notaba un pellizco de remordimiento cada vez que escuchaba decir a algún ”experto” en la materia: ”Hay que jugar con los niños”. Y me dolía saber los múltiples beneficios a los que excluía a mis hijos por no hacer el esfuerzo.

Me dolió hasta que me acordé de mi yaya Antonia. Y lo entendí: no se ganan esos beneficios solo compartiendo el juego, se ganan compartiendo el tiempo.

Por esto cuando me encuentro a alguna mamá que me dice: ”Me sabe mal porque yo no tengo horas para jugar con mis niños” (horas o ganas que a veces es sinónimo). La invito a dejarles entrar en su cocina, en su colada o en su jardín, por ejemplo.

A que colaboren en los quehaceres domésticos, en las rutinas que nos atrapan a nosotras, y se lo digo porque sé, por mi misma infancia, que con ello, al fin y al cabo, las invito a que les dejen entrar en su vida.

Si no se quiere, no hace falta más.

 

 

 

Etiquetes , , , , , ,

  • ana dice:

    Vaig pasar la infantesa de falda en falda, així que, a més de “jugar” vaig aprendre a cosir botons, a plegar llençols i a fer conserva. A rentar amb sabó de casa i a punxar-me amb una agulla de cap. El joc està entès com espai de lleure, únicament, però en realitat, ens ha de preparar per a ser adults.
    Gràcies per compartir la teva experiència.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>